¿Por qué esterilizar a mi gato?

SALUD Y PROTECCIÓN

  • 16 Dic, 2020
  • 5 minutos de lectura
  • 16/12/2020
  • 5 minutos de lectura

¿Por qué esterilizar a mi gato?

Decidir esterilizar o castrar es una decisión importante que debe ser considerada cuidadosamente. Es importante considerar cualquier beneficio posible.

La esterilización permite multiplicar al doble la esperanza de vida de nuestros gatos y hacer de ellos compañeros tranquilos y más cercanos.

La esperanza de vida de un gato esterilizado puede llegar a alcanzar los 14 a 18 años en lugar de los 6 a 10 años de uno no esterilizado. Varias razones lo explican:

  • Un gato esterilizado tiene menor tendencia a escaparse, por lo que el riesgo de resultar herido por un automóvil o por otros gatos es mucho menor.
  • Las heridas durante las peleas por mordeduras o arañazos son menos frecuentes, al igual que el riesgo de infección por enfermedades contagiosas.
  • Las infecciones uterinas (metritis o piometra) y los tumores mamarios son muy raros en gatas esterilizadas.

Todos los gatos enteros y las gatas en celo marcan su territorio mediante depósitos de orina, cuyo olor es desagradable para los propietarios. Este comportamiento cesa casi siempre con la esterilización, al igual que los maullidos exagerados emitidos por las gatas durante la etapa de celo.

New call-to-action

La esterilización se recomienda habitualmente antes de que nuestro compañero felino alcance la pubertad, es decir a los 6-7 meses, puede disminuir significativamente enfermedades como los tumores de glándula mamaria. Sin embargo, puede realizarse a lo largo de toda la vida de nuestro gato.

Esterilización en gatos (alimento)

La esterilización implica alguna modificaciones en las secreciones hormonales, por lo que nuestro gato comenzará a comer más, sin embargo sus necesidades energéticas se reducirán un 30%. El consumo espontáneo de alimento se incrementa en un 26% en los machos castrados y sólo un 18% en las hembras esterilizadas, lo que explica una proporción más elevada de machos con sobrepeso.

La ganancia excesiva de peso en nuestros gatos puede tener consecuencias considerables, como la aparición de la diabetes, problemas de hígado, estreñimiento, cardiopatías y artritis. Además, con sobrepeso el gato se mueve poco, se desplaza menos para beber y, por lo tanto, orina menos. La orina se concentra en la vejiga, se estanca y se crean las condiciones ideales para la formación de cálculos urinarios.

Siempre es importante consultar al Médico Veterinario para el mejor momento de esterilización y la dieta adecuada.

Esterilización en gatos (más comida)