Perros de Asistencia para Niños con Autismo

PERROS

  • 12 Mar, 2021
  • 5 minutos de lectura
  • 12/03/2021
  • 5 minutos de lectura

Perros de Asistencia para Niños con Autismo

A lo largo de la historia se ha visto como personas que padecen alguna discapacidad o se encuentran socialmente aislados.

Animales, como los perros, caballos y delfines  han ayudado a incorporarse al medio ambiente en el que se desenvuelven, incluso, a desarrollar sus capacidades de comunicación.

Se ha observado que “las conductas sociales de los niños autistas mejoran cerca de un perro. Los niños hablan más, miran con mayor frecuencia a la cara de otra persona y establecen más contacto físico”, asegura la psicóloga Marguerite O´Haire de la Universidad de Queensland, en Australia

Perros de asistencia (autismo)

Los perros entrenados para niños con este trastorno, se convierten en agentes catalizadores de emociones, los invitan a desarrollar la socialización, la atención, concentración, comunicación y autoestima.

Según estudios publicados en la revista “Plos One” por Marguerite E O´Haire y sus colegas de la Universidad de Queensland, Australia, afirma que “la presencia de un animal puede aumentar significativamente las conductas sociales positivas en los niños con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA)”. Si te interesa puedes obtener mayor información en “Los animales fomentan las conductas sociales de los niños con autismo”: www.europapress.es/salud/noticia-animales-fomentan-conductas-sociales-ninos-autismo-20130228092159.html

Los perros para esta clase de trastorno, son adiestrados para cuidar ante todo la integridad física del niño que sufre el TEA, controlan situaciones dee emergencia y ellos son los que guían al niño que tiene esta discapacidad.

New call-to-action

La mejor edad para entregar un perro adiestrado es cuando el niño se encuentra entre los 4 y 10 años de edad. Estos animales desde el principio establecen una comunicación inmediata con su dueño, adoptan una actitud afectiva, saben escuchar y se mantienen atentos a los movimientos de los dueños. De hecho son animales adiestrados para avisar a la familia sobre posibles problemas que se podrían presentar así como, de algunas conductas disruptivas o estereotipadas y evitar o disminuir la conducta de fuga.

Otra de las ventajas que se observan es que el perro puede enseñarle a caminar correctamente por la calle, previniendo que no ocurran accidentes, de hecho puede ayudar a que el niño distinga los colores de las luces de los semáforos y aprenda a utilizarlos. Caminan con mayor seguridad y previenen accidentes durante cualquier paseo. El que el niño interactué con su perro, a través de actividades como acariciarlo y/o cepillar el pelo, le permitirá bajar la ansiedad y el estrés.

Perros de asistencia (ayuda)

Estos perros y los niños con este trastorno, siempre deberán ir acompañados de un adulto, por lo general son el padre o la madre, esto se hace con el fin de que uno de ellos guíe al perro y éste cumpla su labor con el niño, el perro debe ir suelto y será guiado por el adulto. “El perro deberá ignorar completamente las órdenes tanto verbales como no verbales, que le de el niño, sólo cumplirá cuando la persona adulta de su consentimiento”.

Normalmente las razas elegidas para este tipo de adiestramiento son el golden retriever, el labrador y el pastor alemán.