Patrones de los Pelajes del Gato

GATOS

  • 3 Mar, 2021
  • 5 minutos de lectura
  • 03/03/2021
  • 5 minutos de lectura

Patrones de los Pelajes del Gato

Cuando se habla del patrón de pelaje de un gato se hace referencia a la distribución de los colores o al dibujo que forman esos colores, ya sea en toda la capa (el conjunto de todo el pelaje que cubre al animal), o bien en el pelo (cada pelo individual) del gato.

A través de décadas y a veces de siglos, ya sea por evolución natural de la especie y de las distintas razas, o bien por la cuidadosa selección aplicada por el hombre, se han desarrollado estos patrones a tal grado que en la actualidad éstos responden a descripciones precisas y detalladas de sus características particulares.

En esta especie se pueden encontrar gran variedad de estos patrones:

El tabby (atigrado) se le considera el patrón básico del gato y definitivamente es una herencia de sus antepasados silvestres, Felis silvestris libyca y Felis silvestris silvestris, que también lo presentan. Todos los gatos lo poseen, aunque se encuentre “enmascarado” por genes que no le dejan manifestarse y que dan origen a otros patrones.

Patrones del pelaje de los gatos (tabby)

El tabby está conformado a su vez por dos patrones: el primero es el agutí, en donde el pelo primario (de protección o de guardia) está dividido en bandas o franjas de distintos colores y este esquema o dibujo lo encontramos en el pelo de las zonas claras (color del fondo o base) de una gato tabby, mientras que en las zonas obscuras (marcas o rayas), el pelo primario no tiene bandas o franjas, es decir, que el patrón agutí está ausente. El conjunto de estos patrones integrados da como resultado al patrón tabby, que puede ser de tres tipos diferentes: rayado (macarela), manchado (moteado) y clásico.

El tabby rayado o macarela presenta marcas o rayas largas, delgadas y en forma de bastón en el cuerpo, con una raya estrecha y continua a lo largo de la columna vertebral.

La cabeza tiene marcas en la parte posterior, en los cachetes y unas muy características marcas en la frente que asemejan una letra “M”. Asimismo, presenta marcas en forma de collares en el cuello y en el pecho, otras en forma de brazalete en todos los miembros y marcas en forma de anillos en la cola.

El tabby clásico (tabby blotched) presenta las mismas marcas en la cabeza, en el cuello, en los miembros y en la cola, pero en el cuerpo, a diferencia del tabby rayado, aparecen unas marcas grandes, anchas y bien definidas. De preferencia, el tabby clásico debe tener en los flancos una gran marca central en forma de ostra rodeada de anillos continuos y una marca en forma de mariposa a la altura de los hombros.

El tabby manchado o moteado (tabby spotted), presenta también las mismas marcas en la cabeza, en el cuello, en los miembros y en la cola, pero el cuerpo presenta manchas o motas pequeñas y de diferentes formas (redondas, ovaladas, triangulares, en rosetón, en diamante), pero que no se unen entre sí.

Patrones de pelaje en gatos (moteado)

El patrón agutí (ticked), es decir, la presencia de bandas o franjas de distinto color en el pelo primario (de protección o de guardia), también puede aparecer sólo, sin integrarse y sin formar a ningún otro patrón, como en el caso del tabby. De esta manera, se tienen gatos de patrón agutí y la exclusividad de esta característica la tiene la raza Abisinio y su variedad de pelo largo, el Somalí, así como la raza Singapura.

El patrón sólido, es decir aquellos gatos que son de un solo color uniforme, es el resultado de la falta de manifestación del patrón agutí que poseen todos los gatos en su genotipo. Esto sucede gracias a un gen que no permite que se manifiesten las bandas o franjas características del patrón agutí y también a la presencia de otros genes que permiten la máxima y más densa pigmentación del pelo.

Los patrones particolores (multicolores y bicolores), son aquellos que presentan un pelaje compuesto de un “mosaico” de manchas de distintos colores, que a su vez se presentan con una distribución muy diversa y a veces compleja. Además pueden combinarse con otros patrones, como el tabby y el esquema de puntos.

El esquema sombreado y el punteado pueden considerarse también como patrones. Están dados por un gen que impide la pigmentación total del pelo, dejando parte del mismo despigmentado y es el mismo gen que se presenta en el caso del tabby plateado.

Los patrones conocidos en general como punteados y sombreados tienen la característica de que el pelo primario en la base es de color claro y en la punta tiene un color intenso, además esto se presenta en diferentes proporciones. Así pues, dentro de estos patrones, se tiene al chinchilla (tipped) en los que el punteado (color intenso en la punta del pelo) es mínimo y cuyo pelo secundario (pelusa) no presenta esta característica.

También se cuenta con el sombreado (shaded), en el que el punteado cubre una mayor parte de la punta del pelo, es decir, el color se extiende más abajo que en el chinchilla y por lo tanto, presenta un aspecto más obscuro.

New call-to-action

Por último, se tiene al humo (ahumado), en donde casi todo el pelo presenta color, es decir, que tiene una base o raíz mínima de color claro y la mayor parte del pelo hacía la punta, está bien pigmentada. Su aspecto es bastante obscuro. Estos patrones se aprecian mejor en los gatos de pelo largo y son frecuentes en el Persa.

El patrón de puntos se caracteriza porque los gatos que lo presentan tienen el pelaje de la máscara (cara), las orejas, los miembros anteriores y posteriores y la cola, pigmentado de un color obscuro que contrasta con el color claro del resto del cuerpo. Este patrón se presenta en el Siamés y en las razas derivadas de él, como el Balinés, el Pelicorto Punto de Color, el Javanés, el Tonkinés y el Himalayo. Además se presenta en otras razas como el Birmanio o Gato Sagrado de Burma y el Snow Shoe, pero en ellas también se presenta un gen que se manifiesta con la aparición de manchas blancas en las patas.

Todos los patrones son la manifestación o la falta de manifestación de genes específicos y pueden combinarse entre sí, sin embargo, para la mayoría de las razas se tienen bien determinados los patrones y las combinaciones de estos patrones que van a ser aceptados dentro de la norma de perfección racial y cuáles no.