Natación para Perros

PERROS

  • 6 Abr, 2021
  • 5 minutos de lectura
  • 06/04/2021
  • 5 minutos de lectura

Natación para Perros

El ejercicio para tu mascota es vital para su sano desarrollo no solo físico sino mental y socialización adecuada para vivir como parte de tu familia.

De los ejercicios más completos que podemos desarrollar, está el aeróbico que realizas en caminatas o trote veloz en tu paseo diario con tu mascota, pero también existe el ejercicio acuático en lugares disponibles para ellos como albercas para mascotas.

Natación y ejercicio

El ejercicio en piscinas por diversión o hidro-terapia canina tiene múltiples beneficios para tu mascota como:

  • Fortalecimiento muscular.
  • Acondicionamiento pre y post quirúrgico.
  • Acondicionamiento físico general para cachorros y adultos jóvenes.
  • Incremento de la movilidad.
  • Aumento de la amplitud de movimiento en las articulaciones.
  • Relajación de espasmos musculares, por golpes.
  • Alivio del dolor por hinchazón y rigidez.
  • Bienestar mental y mejora de comportamiento.

La natación para perros es una excelente forma de ejercicio porque la mayoría de los músculos, articulaciones y tendones se utilizan normalmente en el movimiento, pero sin la carga de peso y con mayor resistencia.

Llevar a tu mascota a nadar en un lugar adecuado con la supervisión de personal capacitado te puede devolver gratos momentos en sesiones individuales o grupales con una duración de 25 a 50 minutos, dependiendo de las características físicas y necesidades de tu mascota.

En la Ciudad de México existen diversos lugares que brindan este servicio, los cuales ofrecen servicios especializados para caninos contando con jardines, gimnasios con aparatos especiales de fitness para perros y por supuesto albercas techadas donde se imparten clases individuales o grupales en donde nuestra mascota convivirá con otros canes.

New call-to-action

Este tipo de ejercicio no solamente beneficiara a tu mascota física y mentalmente, sino que también te verás beneficiado, recuerda que 20 minutos de ejercicio al día en alberca, para tu perro y para ti, equivale a una hora de ejercicio aerobico.

Algunos puntos que no debes olvidar al practicar natación con tu perro son:

  • Si tu perro tiene miedo o es muy tímido y no se quiere meter al agua, no lo tires ni lo metas de repente. Mójate la mano y acarícialo. Pon un juguete flotable en el agua para que tu perro se interese. Una vez dentro, sostén su peso hasta que esté cómodo.
  • Ponle un chaleco salvavidas, no todas las razas, como los Shih Tzus, tienen la estructura corporal para nadar y algunas se pueden ahogar. A todos los perros se les debe poner un chaleco las primeras veces que vaya a nadar. Si tu perro tiene el pelo corto, se secará fácilmente. Si tienes un perro de pelo largo, sécalo cuando salga.
  • Nada junto a tu perro, los perros son animales sociales, por lo que le agradará que nades con él. Haz que te persiga y verás cómo se divierten.