Micción Inadecuada en gatos

GATOS

  • 10 Dic, 2020
  • 5 minutos de lectura
  • 10/12/2020
  • 5 minutos de lectura

Micción Inadecuada en gatos

Al referirnos a problemas de comportamiento en nuestras mascotas nos referimos a cualquier conducta que pueda causar una lesión o enfermedad en nuestros animales o causarnos molestias.

Uno de los problemas de comportamiento común en gatos es la llamada micción inadecuada, es decir, nuestro gato se orina en lugares no adecuados, como en nuestros sillones, cama o sillas.

Las principales causas de este mal comportamiento son:

  • Que no le agrade el lugar en donde se encuentra su arenero.
  • Que no le guste la textura de la arena que utilizamos.
  • Limpieza insuficiente del arenero.
  • Pocos areneros para varios gatos
  • O simplemente que este marcando espacios que considera como propios.

Micción inadecuada en gatos (caja de arena)

Las marcas de orina suelen ser muy desagradables, ya que se quedan impregnadas con su característico olor fuerte y repulsivo; además es difícil de eliminar por lo que debemos limpiar meticulosamente la zona rociada evitando limpiadores que contengan amoniaco.

El gato, como todos los felinos, utiliza el marcaje para comunicarse. Ya sea a través de la orina, de feromonas o mediante arañazos, nuestro pequeño felino se hará notar en su comunidad. Aunque el marcaje con orina es una conducta normal del gato, en la mayoría de las ocasiones se convierte en una incompatibilidad para el bienestar familiar, resultando ser un comportamiento molesto para los que compartimos espacios con ellos. Esto nos obliga a buscar alternativas que nos permitan, sin perjudicar demasiado a nuestra mascota, modificar estos “molestos” comportamientos.

El tratamiento más recomendado por los médicos veterinarios es la castración aunque sus efectos no son siempre inmediatos; por lo tanto, antes de concluir que la castración ha sido ineficaz es necesario esperar unas pocas semanas y siempre consultarlo con tu médico veterinario que te oriente.

New call-to-action

Cuando la castración no es eficaz o no deseamos castrar a nuestro felino compañero el veterinario nos sugerirá la administración de medicamentos conocidos como ansiolíticos, los cuales disminuirán el grado de ansiedad de nuestro gato.

Recientemente se ha utilizado un producto elaborado a base de la feromona facial del gato. Al parecer, aquellas zonas que rociemos con feromona facial no serán marcadas con orina por nuestro gato. Además la aplicación de dicho producto podría ayudarnos a crear un ambiente familiar y relajante para nuestro minino.

En todos estos casos, el veterinario será quien mejor nos aconseje sobre la forma de abordar este tipo de problemas, al aplicar algún tratamiento en caso de enfermedad o analizando las causas, si se tratase de algún factor ambiental.