Los Gatos como Compañía  

GATOS

  • 1 Mar, 2021
  • 5 minutos de lectura
  • 01/03/2021
  • 5 minutos de lectura

Los Gatos como Compañía  

Desde tiempos muy remotos los gatos han convivido con el hombre y nosotros hemos disfrutado de su compañía y belleza; muchas veces al grado de considerarlos como deidades.

Es cierto que el número de gatos que comparten su vida con los humanos ha aumentado  y esto responde a que las casas resultan más pequeñas y el tiempo es más reducido para dedicárselo al cuidado de una mascota y los felinos domésticos resultan más independientes que los caninos y no requieren de un espacio muy amplio para vivir confortablemente.

Gatos como compañia de humanos

Los gatos como animales de compañía pueden llegar a ser compañeros maravillosos. Su comportamiento afectuoso ha cautivado a millones de dueños por miles de años, pues acariciar a un pequeño minino nos da la sensación de acariciar a un tigre pero sin el peligro que esto representa. Los gatos cuentan con gran capacidad de adaptación a una variedad de ambientes y gozan de facilidad para ser adiestrados a la vida en el hogar, por ello los convierte en unas excelentes mascotas, aunque conviene tener en cuenta ciertas particularidades para asegurar una convivencia totalmente armoniosa.

Es importante considerar el cepillado y si éste no puede ser muy frecuente es mejor considerar un gato de pelo corto.

Es importante y necesario que lo niños convivan con mascotas pero eso quiere decir que en ellos recaiga toda la responsabilidad pues es el adulto quien debe ser la persona responsable del cuidado, ejercicio y alimentación del gato.

Debe considerarse pequeños juguetes y rascadores y así evitaremos que nuestra mascota acabe con el mobiliario. Hacerse cargo de un gato es también respetar sus espacios y costumbres felinas. A partir de este respeto, los gatos pueden adaptarse a la mayoría de situaciones habituales si se les proporciona albergue apropiado, adecuada alimentación, mantenimiento estético y ejercicio.

Hablando de , cachorros felinos, éstos demandan tiempo extra para ser entrenados en el uso del arenero y para su socialización, así como de alimentación más frecuente y mayor supervisión , de esa manera podremos lograr que nuestro gato se adapte a su nuevo hogar. Se considera entre las siete y las nueve semanas, la edad ideal para que un gatito se mude a una nueva casa. En el caso de adquirir un gato adulto, probablemente éste ya habrá sido entrenado para usar el arenero, y por lo tanto tendrá menos problemas de adaptación a su nueva casa.

New call-to-action

Antes de traer al gato a casa se debe preparar su llegada con los utensilios y alimento requerido.

La seguridad del animal es otro aspecto fundamental. Es necesario asegurarse de que la casa sea a prueba de mascotas manteniendo fuera de alcance, plantas y sustancias químicas tóxicas y a su vez, las ventanas tienen que estar protegidas con malla firme para que cuando se abran eviten que el gato pueda escapar.

A pesar de que los gatos tienen la fama de ser independientes ellos necesitan atención constante para socializar con las personas y para aprender nuevas cosas y experiencias. Una cuidadosa supervisión de su actividad facilita un rápido aprendizaje de las normas de la casa.

Si tienes ya un gato y te interesa sumar otro a tu vida, resulta importante prever el carácter de cada uno y buscar la integración paulatina, tal vez con la separación uno del otro y proveer trastes para alimento y agua para cada uno así como el arenero,  juguetes y postes de rascado. En caso de presentarse problemas entre ellos no hay más solución que acudir a un médico veterinario para solicitar ayuda.

Gatos como compañia en el hogar

Para tener un gato saludable se le debe programar visitas periódicas al Veterinario para establecer con él un programa de vacunación y otros cuidados preventivos adecuados para el estilo de vida particular de cada gato. Los riesgos de contraer enfermedades comunes por parte del gato puede variar según el área geográfica en que viva y según la características de cada hogar.

Si no te interesa tener camadas de gatitos resulta primordial que consultes con el médico veterinario la edad idónea para la esterilización o castración de tu mascota ya que eso es una parte importante de ser un dueño responsable.

La compañía de un gato es muy gratificante pues es una mascota muy dócil e inteligente con quien puedes convivir sin necesidad de grandes cuidados o gastos y que te ofrecerá diversión y compañía siempre y cuando le dediques el tiempo y el cariño que necesita.