7 consideraciones a tomar en cuenta para llevar a tu gato al Médico Veterinario

SALUD Y PROTECCIÓN

  • 3 Dic, 2020
  • 5 minutos de lectura
  • 03/12/2020
  • 5 minutos de lectura

7 consideraciones a tomar en cuenta para llevar a tu gato al Médico Veterinario

Si nuestros perros y gatos pudieran agendar su propia cita con el Médico Veterinario, ¿lo harían? Los animales salvajes saben como cuidarse, pero los domésticos confían en sus familias humanas para mantenerse saludables y en forma. Los perros y gatos dependen de nosotros para tener presentes sus prioridades, desde escoger la comida correcta hasta estar al corriente con los procedimientos de rutina, incluyendo la vacunas, el cuidado dental y la protección contra pulgas y garrapatas. Un propietario que pospone una visita al Médico Veterinario te dirá que a su mascota no le gusta ir, pero la verdadera razón a menudo suele ser más profunda. Estas son las 7 razones principales por las que un dueño decide faltar a su visita con el Médico Veterinario, junto con la razón número uno por la que sí vale la pena ir.

1. Transporte

Desde el principio de los tiempos, los perros y gatos han utilizado su cuatro patas para moverse por el mundo. No es natural para ellos ser transportados a ningún lado por nadie. En realidad, algunos perros y gatos no disfrutan viajar en camiones, metro, carros, trenes o aviones. Algunos animales incluso sufren una severa ansiedad en vehículos móviles, mientras que otros experimentan mareos al igual que los humanos, les aumentan los niveles de estrés, les dan náuseas y vómito. Con paciencia y práctica, y probablemente un poco de ayuda médica, esto se puede controlar para que la capacidad de explorar el mundo, incluyendo el consultorio del veterinario, se convierta en una experiencia que todas y todos puedan disfrutar.

2. Relaciones

Las relaciones sanas se basan en la confianza, la conexión y la comunicación. El Médico Veterinario correcto hará que todos se sientan seguros y conectados en sus visitas: los perros, los gatos y sus familias. Encontrar al Médico Veterinario correcto es como encontrar un terapeuta. La única diferencia es que un perro o gato no pueden expresar sus ideas tan fácil. Sólo pueden responder mediante sus acciones. Si un perro o gato tuvo una experiencia problemática en el pasado, podrían sentirse igual cada vez que que entren por la puerta del consultorio, lo cual no nos sorprende. Debemos confiar en sus instintos y tomar nota del comportamiento de nuestros perros o gatos durante una consulta, pues las acciones dicen más que las palabras.

3. Economía

Aceptémoslo, las visitas al Médico Veterinario no son gratuitas. Algunos propietarios de mascotas pueden negarse a un chequeo de rutina porque sienten que no es completamente necesario y puede salir muy caro. Debemos tomar en  cuenta de que saltarse una visita anual incrementa la posibilidad de una visita de emergencia en el futuro. Los propietarios de mascotas pueden trabajar con el Médico Veterinario para encontrar maneras de asegurarse de que sus animales reciban el cuidado adecuado. Un seguro de mascotas puede ser una forma de ayudar a algunas familias con este tema.

4. Socialización

Algunas veces la gente evita agendar una cita con el Médico Veterinario porque les preocupa cómo se va a comportar su mascota. Afortunadamente, el consultorio del Médico Veterinario es uno de los pocos lugares donde los perros y gatos actúan como animales y son los humanos los que deben portarse bien.

5. Riesgo/Exposición

Si alguna vez entraste en el consultorio de un doctor en la termporada de gripa y quisiste salir como si nada, entonces entenderás por qué algunos propietarios consideran que es demasiado arriesgado exponer a su amado perro o gato a otros perros y gatos enfermos en la sala de espera. Los perros y gatos que reciben atención de rutina tienen poco que temer porque las vacunas y los tratamientos preventivos reducen significativamente el riesgo de exposición a las enfermedades de los animales en la sala de espera o el consultorio.

6. Prácticas alternativas

Muchas familias prefieren buscar cuidados alternativos y holísticos para sus perros y gatos porque creen que las medicinas y vacunas les harán daño. Aunque hay tantos remedios naturales disponibles para mascotas como los hay para humanos, la orientación de un profesional que entiende de medicina alternativa y occidental es clave para una atención de calidad.

New call-to-action

7. Miedo

Cuando un perro salvaje o un gato silvestre está enfermo o herido, se refugiará por instinto hasta mejorar lo suficiente como para volver a la naturaleza. Los perros y gatos domesticados dependen de sus familias para que los ayuden a recibir la atención que necesitan, pero a veces los sueños se paralizan ante el miedo a lo desconocido. La gente puede temer llevar un perro o gato enfermo al Médico Veterinario por el riesgo de que su mascota sea diagnosticada con una enfermedad grave. En los últimos veinte años, la medicina veterinaria ha avanzado a pasos agigantados. Por eso las enfermedades que alguna vez fueron mortales, como la rabia, pueden prevenirse por completo con una vacuna. Otros padecimientos, como las enfermedades de la piel, a menudo pueden ser tratadas. Sígnos problemáticos, como aumento de sed y hambre, junto con el incremento en la pérdida de peso, pueden revelar condiciones como diabetes, que es completamente controlable si se trata adecuadamente. Incluso lo que parece insignificante, como las zonas calientes, pueden conducir a la rápida detección de pulgas antes de que esos parásitos cutáneos provoquen una invasión masiva que ponga toda la casa en riesgo más allá de la molestia, sino de la propagación de enfermedades a otras mascotas y miembros de la familia.

Es posible que te sientas identificado con una de las siete principales razones mencionadas, pero la verdad es que existe una muy buena razón por la que cada familia necesita tomarse el tiempo para encontrar al Médico Veterinario correcto e invertir en una atención de rutina para su amigo peludo: el amor. Los perros y gatos llegan a nuestras vidas por su propia voluntad, y nos ofrecen su amor incondicional a cambio de una dosis eterna de lo mismo. Establecer una relación sólida y de confianza con alguien que ha dedicado su vida al cuidado de los animales es una de las cosas más amorosas que un propietario puede hacer, no sólo por su perro o gato sino también por toda su familia. Los Médicos Veterinarios ofrecen un nivel de paz y protección importante para ayudarlos a aprovechar al máximo su tiempo juntos. Ellos entienden, quizá mejor que nadie, que tú y tu mejor amigo son familia, hasta el final. Ve a Instagram y comparte hoy una foto de tu familia con nosotros usando el #wearefamily.