No invites a cenar a tu casa a la garrapata marrón del perro

SALUD Y PROTECCIÓN

  • 12 Mar, 2021
  • 5 minutos de lectura
  • 12/03/2021
  • 5 minutos de lectura

No invites a cenar a tu casa a la garrapata marrón del perro

Somos capaces de hacer cualquier cosa para mantener las plagas fuera de nuestros hogares, y existe una buena razón para ello: las plagas destruyen la paz y la felicidad. Más importante aún, ponen en peligro la salud y el bienestar de todos los miembros de tu familia. Ya es bastante difícil lidiar con una plaga cuando puedes ver evidencia directa de los intrusos, pero cuando son pequeños, se convierte en una batalla completamente diferente y agotadora. Piensa, por ejemplo, en la garrapata marrón del perro. Cuando estos parásitos externos infestan tu casa, hay una buena posibilidad de que no te des cuenta hasta que sean miles los que vivan en tu hogar. Mucha gente piensa que las garrapatas son sólo una molestia que se presenta al aire libre durante el clima cálido, pero la garrapata marrón del perro puede pasar todo su ciclo de vida en interiores. Se trata de una garrapata que prefiere acurrucarse dentro de tus cuatro paredes que vivir en la naturaleza. Por eso tu hogar le ofrece a la garrapata marrón del perro todo lo que necesita para completar su ciclo de vida en tan solo un par de meses, por lo que es importante conocer a lo que te podrías enfrentar antes de que esta criatura entre.

Como todas las garrapatas, la garrapata marrón del perro es un parásito externo. Para sobrevivir, debe consumir la sangre de un huésped. La garrapata marrón del perro prefiere alimentarse de… sí, adivinaste, de los perros, y no sólo los marrones, sino los de todos los colores y tamaños. Pero eso no quiere decir que no se alimentará también de ti o de tu familia. Y posiblemente lo hará. Lo anterior quiere decir que si hay un perro en la casa, la garrapata marrón del perro prosperará porque a diferencia de otros tipos de garrapatas, la garrapata marrón del perro está más que feliz de alimentarse del mismo huésped durante todas las etapas de su ciclo de vida. Diferentes tipos de garrapatas prefieren alimentarse de mamíferos, aves, reptiles y anfibios, y su ciclo de vida puede tardar hasta tres años en completarse si es que siquiera lo logran. La garrapata marrón del perro se considera una garrapata de tres anfitriones, lo que quiere decir que pasará por cuatro etapas diferentes: huevo, larva, ninfa y adulto. En cada etapa, la garrapata debe alimentarse una vez antes de abandonar al huésped y luego empezar la siguiente etapa de su ciclo de vida. Con cada etapa que pase en tu casa, la garrapata marrón del perro no necesita esperar a que pase el invierno entre etapas y puede completar su ciclo de vida más rápido. Cuando una garrapata alcanza su etapa final como adulta, puede reproducirse y poner hasta 4,000 huevos. Sí, leíste bien: 4,000 huevos… en tu casa.

Cuando la garrapata marrón del perro esté lista para poner huevos, se arrastrará y trepará a cualquier grieta o recoveco que puede encontrar. Probablemente no te encontrarás con sus huevecillos en medio del piso de la cocina o en tu silla favorita; de hecho, probablemente no encontrarás sus huevecillos para nada. La garrapata se dirige directamente a las áreas oscuras y apartadas donde nadie molestará a sus huevecillos. Así que si los estás buscando, fíjate en la parte superior de la casa de tu perro, repisas o en grietas y hendiduras en el piso o paredes en toda la casa. Por lo general, las personas no se dan cuenta de la infestación hasta que la población de la garrapata marrón del perro crece al grado que se pueden ver garrapatas arrastrándose por los pisos o paredes. Esta es solo una de las razones por las que es tan importante evitar que la garrapata marrón del perro entre a casa, porque es difícil de erradicar una vez que empieza a reproducirse.

Aparte del disgusto que causa imaginar garrapatas arrastrándose por el piso de tu casa y hasta las paredes, existe el riesgo genuino de que estas garrapatas puedan transmitir enfermedades cuando comen. Poco después de que una garrapata infectada se engancha en un huésped y comienza a consumir su sangre, puede transmitir al nuevo huésped cualquier parásito o bacterias peligrosas. Las garrapatas infectadas pueden transmitir más de una enfermedad a la vez. La garrapata marrón del perro puede transmitir enfermedades como: Anaplasmosis, Ehrlichiosis, Babesiosis, Fiebre de las Montañas Rocosas y Bartonelosis, lo que puede poner en riesgo la salud de todas las personas y animales que viven en la casa.

New call-to-action

Puedes ver por qué es primordial que no invites a la garrapata marrón del perro a cenar a tu casa bajo ninguna circunstancia. Aunque es más probable que la garrapata marrón del perro se pegue a tu perro cuando está paseando afuera, también puede aferrarse en otros lugares donde a los perros les gusta pasar el rato juntos, como por ejemplo los parques. Aunque tal vez creas que es imposible proteger a tu perro en lugares como estos, no lo es. Hay diferentes tipos de tratamientos de prevención de garrapatas disponibles. La clave es elegir el tipo que matará a las garrapatas donde sea que intenten alimentarse de tu perro. Por ejemplo, cuando una garrapata muerde a un perro que toma Bravecto®, la garrapata puede morir antes de siquiera tener la posibilidad de transmitirle enfermedades, manteniendo este efecto de protección para tu perro, por 12 semanas con una sola dosis. Lo anterior significa que la garrapata no se hospedará, no pondrá huevos y no construirá una comunidad dentro de tu hogar. Platica con tu Médico Veterinario sobre los beneficios de tomar medidas preventivas para mantener tu hogar seguro y protegido a largo plazo.