¿Dónde se esconden las garrapatas?

SALUD Y PROTECCIÓN

  • 16 Nov, 2020
  • 5 minutos de lectura
  • 16/11/2020
  • 5 minutos de lectura

¿Dónde se esconden las garrapatas?

¿Dónde se esconden las garrapatas?

Mucha gente piensa que las garrapatas son pequeñas y molestas plagas que de vez en cuando aparecen en sus perros durante la primavera y el verano. Sin embargo, en realidad las garrapatas son cazadoras peligrosas y resilientes que representan un potencial riesgo para tu perro los 365 días del año; algunas de ellas buscan alimento afuera y otras incluso cazarán adentro de tu casa. Las garrapatas son parásitos succionadores de sangre, lo que significa que su existencia entera depende una cosa muy específica: encontrar un perro desprotegido. Es fácil pensar que un perro desprevenido puede convertirse rápidamente en la próxima cena de una garrapata, pero ¿qué hay de ti y tu familia? Las garrapatas pueden transmitir enfermedades peligrosas a todas las personas que viven bajo tu techo. De hecho hay una gran posibilidad de que uno de estos bichitos se abra paso a tu mundo un día de estos. Por eso aquí te presentamos los 10 lugares principales en los que las garrapatas se esconden en tu entorno.

donde-esconden-garrapatas

1. En tu perro.

Lo primero y lo más importante: las garrapatas se esconden en tu perro. Estas pequeñas plagas pueden pegarse entre lo dedos, detrás de la cabeza, abajo del collar, detrás de las orejas, cerca o debajo de la cola, o debajo de las patas… cualquier lugar cálido y escondido en el que puedan pasar desapercibidas por más de cinco días mientras se alimentan de la sangre de tu perro y posiblemente le transmiten una o dos enfermedades de paso. Si encuentras una garrapata en tu perro, pero no está agarrada, quítala de inmediato y deshazte de ella de la manera más adecuada. Si encuentras una garrapata adherida a la piel de tu perro, puedes leer las instrucciones para removerla aquí y consultar con tu Médico Veterinario sobre los posibles riesgos que esto implica.

2. Muebles/Ropa de cama.

Aceptémoslo, encontrarás garrapatas en todos lados donde a tu mascota le gusta acurrucarse, incluyendo la cama de tu mascota y la tuya. Las garrapatas suelen ser de color oscuro, por lo que si los muebles y la ropa de cama también son oscuros, puede ser difícil encontrar una garrapata diminuta. La garrapata marrón del perro, puede vivir en interiores durante meses y meses. A diferencia de otros tipos de garrapatas, prefiere arrastrarse a lugares donde es más probable encontrar un huésped sentado o durmiendo. Este tipo de garrapata puede completar todo su ciclo de vida en el interior, sobreviviendo hasta ocho meses entre una comida y otra. Ten como prioridad mantener los muebles y la ropa de cama limpia para disminuir la probabilidad de darles a las garrapatas un lugar cómodo para ocultarse hasta su próxima comida.

3. Alfombrado.

Para las garrapatas es fácil esconderse en tu alfombra, sin importar si la felpa es corta o larga. Pueden caerse de tu ropa o del pelo de tu perro y hacerse un rinconcito acogedor mientras esperan su próxima comida. Las garrapatas hembra adultas que acaban de consumir una comida completa y luego caen, pondrán más de 5,000 huevecillos antes de morir. Los huevecillos se depositan en una masa parecida a un pequeño racimo de uvas. Una vez que estos huevecillos salgan del cascarón, irán en busca de su siguiente comida para poder continuar con su ciclo de vida. Aspirar regularmente tu alfombra removerá la suciedad junto con otras cosas que podrían ser inclusive más peligrosas.

New call-to-action

4.Grietas en el suelo/Hendiduras.

Podrías pensar que eres afortunado por no tener alfombra en tu casa, pero cualquier grieta o hendidura en tu piso ofrece un lugar cálido y acogedor para que las garrapatas se acurruquen antes y después de una comida. Aunque no son capaces de saltar sobre un huésped, pueden fácilmente aferrarse a los pies descalzos y las patas, y encontrar su comida entre los dedos. De hecho, para algunas garrapatas ese es uno de los lugares favoritos de tu perro para cenar.

5. Pilas de ropa sucia.

Las garrapatas que se sujetan a la ropa y no se caen podrían terminar en una pila de ropa sucia. Si pasas tiempo al aire libre o en campos deportivos, tómate tu tiempo para limpiar perfectamente el área de lavado. Revísate después de llenar la lavadora, porque las garrapatas pueden sujetarse rápidamente a tu pierna, mano o brazo y luego arrastrarse detrás de tu rodilla, debajo de tu brazo, o detrás de tu oreja para comer sin que te des cuenta. Las garrapatas pueden cubrir la piel con un agente adormecedor antes de perforarla, por lo que puedes no sentir nada cuando se aferran y empiezan a comer.

6. La entrada de tu casa.

Para las garrapatas es fácil subirse a tus zapatos y ropa para llegar al interior de tu casa. Las garrapatas muy chiquitas y las garrapatas jóvenes incluso pueden llegar a parecer pequeñas partículas de tierra. La entrada de tu casa es el lugar perfecto para que se sienten a esperar en un par de botas llenas de lodo, tacos de futbol, tenis o zapatos, o caer de la ropa y arrastrarse en busca de su próxima comida.

7. Coches.

Tal vez no pienses en tu carro como un lugar donde se pueden encontrar garrapatas, pero lo es. Tu automóvil también puede ser una excelente manera para que las garrapatas se transporten, por ejemplo, de tu camino favorito de senderismo hasta tu casa, especialmente si sales de paseo con tus amigos peludos. Asegúrate de revisarte a ti y a tu perro después de un paseo por el parque o de una caminata en el bosque para que puedas cepillar cualquier garrapata que esté tratando de pedirte un aventón hasta tu casa.

8. Pilas de hojas, desperdicios de jardín.

Ya sea que estés barriendo las hojas o podando los arbustos, las garrapatas pueden estar escondidas en los deshechos porque existe la posibilidad de que un animal haya caminado, descansado, o tenido contacto con la vegetación antes, probablemente dejando garrapatas en el área en lo que encuentra otra víctima para alimentarse más tarde. Asegúrate de deshacerte adecuadamente de todos los restos de vegetación una vez que la juntes y luego revisa que no haya garrapatas en tu piel y ropa después de trabajar en el patio, ya que pueden aferrarse fácilmente a ti cuando estás afuera.

9. Áreas boscosas y perímetros.

Las garrapatas aman a los animales, y los animales disfrutan los bosques. Si tu patio está rodeado de áreas boscosas, hay una gran probabilidad de que encuentres garrapatas en los árboles o en el perímetro. Esto no significa que tú y tu perro deban evitar la naturaleza, sólo significa que debes tener cuidado extra para revisar que ni tú ni tu perro tengan garrapatas después de haber estado en el bosque.

10. Pasto alto, arbustos y matorrales.

¿Alguna vez has visto que los cazadores trepan a los árboles y esperan que un animal pase por ahí? Las garrapatas hacen lo mismo en el pasto alto y los matorrales. No pueden volar ni saltar, pero son muy hábiles para esperar, pegarse, y aferrarse a su alimento. De hecho, cuando las garrapatas sienten que un huésped está cerca, extienden sus dos patas delanteras y montan en una criatura que les ofrecerá alimento y hospedaje.

Es importante revisar a tu mascota cuidadosamente antes de entrar cuando pasaron algún un tiempo en el exterior, y es aún más importante darle a tu perro protección de larga duración contra las garrapatas. Habla con tu Médico Veterinario para aprender más sobre la mejor opción para evitar que esta plaga haga de tu perro su casa.