¿Estas Criando un Cachorro Huérfano?

PERROS

  • 24 Feb, 2021
  • 5 minutos de lectura
  • 24/02/2021
  • 5 minutos de lectura

¿Estas Criando un Cachorro Huérfano?

La etapa más importante de tu cachorro es desde el nacimiento hasta los 6 meses ya que en esta etapa se desarrolla física y psicológicamente. En este momento cualquier enfermedad que se desarrolle puede dejar secuelas de por vida y muchos de los problemas conductuales de un perro comienza a esta edad, de ahí la importancia y los cuidados que tienes que darle, más ahora que es huérfano.

Tu cachorro puede haber quedado huérfano por diferentes causas: abandonado, por enfermedad, exceso de camada o aunque es raro, por rechazo de la madre. Al adoptarlo y recibirlo en casa por primera vez, será de suma importancia que te acerques lo más pronto posible a un profesional, veterinario, quien te orientará en los cuidados necesarios para la supervivencia de tu cachorro.

Tienes que estar consciente de que tu cachorro requerirá de una serie de cuidados que implica un compromiso y mucho tiempo de tu parte o de los miembros de la familia. Requiere de un horario regular en la ingestión de alimentos, eliminación de sus necesidades fisiológicas, un lugar acondicionado para que duerma y descanse, un ambiente saludable y tiempo de juego.

Criando cachorro huerfano (calor)

Es en este primer período donde la alimentación jugará un papel muy importante, desde el nacimiento hasta los 20 o 25 días de vida, se alimenta exclusivamente de leche materna. Si no ha sido posible que tu cachorro se alimente de ella, debes saber que las posibilidades de supervivencia son menores.

Tu médico veterinario te ayudará a conocer el estado general en el que se encuentra tu cachorro, (hidratación, fuerza en la succión, tono muscular, signos de dolor o llanto preocupante, etc.) así como a observar su comportamiento normal y su correcta evolución.

Durante las primeras semanas, los cachorros no son capaces de mantener su temperatura corporal, aún y cuando no haga frío, por lo que necesitarás un caja en la que coloques una manta o toallas o quizás botellas de plástico con agua caliente que sean la fuente calor, un muñeco de peluche pequeño también puede ser de utilidad.

Si tu cachorro es de raza grande, las exigencias son otras, requerirá más cantidad y calidad de alimento.

El éxito de la crianza de tu cachorro se debe a varios factores:

  • Buena nutrición
  • Higienización (mantenerlo limpio a él y su entorno)
  • Temperatura y humedad
  • Prevención de enfermedades

New call-to-action

Los cachorros saludables son gordos, fuertes, callados y duermen todo el tiempo, esto te dará la pauta para saber que estás haciendo un buen trabajo. Los cachorros enfermos tienen el tono muscular débil y lloran mucho, en cuanto observes estos síntomas te recomendamos que acudas al veterinario de inmediato.

Existen en el mercado algunas fórmulas de leche en polvo para criar perros, estas serán las más convenientes para sustituir la leche materna en caso de tener un cachorro huerfano, debes evitar la leche de vaca para prevenir problemas intestinales. Es importante que utilices una jeringa, gotero o mamaderas para alimentarlo. Lo tendrás que alimentar varias veces al día o cada vez que llora. La cantidad administrada dependerá de la raza y tamaño de tu perro, puede variar entre 10ml a 30ml.

La leche tiene que tener una temperatura adecuada, para ello es necesario que la calientes a “baño maría” hasta la temperatura corporal, unos 38°, lo cual comprobarás en tu piel sobre tu muñeca. Cuando lo alimentes, tienes que respetar la manera natural, es decir colocados tumbados sobre su abdomen con la cabeza más alta que la cola para que no se atragante.

En pocas semana tendrás que introducir en su dieta con la guía de un veterinario el alimento sólido, (procesado, balanceado, pienso, concentrado, perrarina, croquetas, bolitas, etc.) especial para cachorros, y poco a poco iniciar con el destete.

Este cachorro huérfano, necesitará más que una buena alimentación, es importante que le proporciones un ambiente adecuado donde realizar sus tomas de biberón incluso las de la noche. Habrás de simular las caricias de su madre, así que toma un paño humedecido en agua tibia y mientas lo alimentas, pásalo sobre su cara y cuerpo harás las veces de los lamidos de la madre.

Criando cachorro huerfano (bebe)

Tras cada toma de alimento, toma un algodón húmedo en agua tibia y frota la zona anogenital (su pancita) con él, has unos movimientos de masaje descendente en su abdomen para ayudarlos con el estreñimiento debido a la intolerancia de la leche artificial.

Tendrá necesidad de muchas caricias y amor de tu parte, procura acercártelo a que escuche el latido de tu corazón, acostúmbralo al contacto con personas o con otras mascotas, estas conductas favorecerán el vínculo afectivo de tu mascota.

Será una etapa difícil, sin embargo con el apoyo de tu médico veterinario y tu compromiso para sacarlo adelante, hará que tengas a tu lado el mejor amigo.