Consejos Para que tu Perro no Ladre Cuando Sales de Casa

PERROS

  • 21 Mar, 2021
  • 5 minutos de lectura
  • 21/03/2021
  • 5 minutos de lectura

Consejos Para que tu Perro no Ladre Cuando Sales de Casa

A todos nos ha pasado que, cuando salimos de casa y dejamos a nuestro perro solo, éste se pone a ladrar a todo volumen, molestando a los vecinos. ¿Por qué sucede esto? Al notar nuestra ausencia, nuestra mascota se pone nerviosa y piensa que no regresaremos. Esto se manifiesta mediante el ladrido y, en algunos casos, la destrucción de objetos de la casa.

Ahora, ¿cómo podemos evitar que nuestro perro se ponga ansioso cuando tenemos que dejarlo solo?

Tu perro cuando regresas a casa

Aquí algunos consejos:

Acostúmbralo a quedarse solo durante cortos periodos de tiempo

Comienza a realizar salidas cortas, de 5-10 minutos, y progresivamente más largas. De esta forma, el perro sabrá que por más que su dueño salga, siempre regresará.

Evita los rituales de salida y llegada

La ansiedad comienza en el momento que comenzamos nuestro “ritual de salida” (agarrar la billetera/cartera, las llaves, cerrar ventanas, etc.), por lo que para comenzar a desactivar esta reacción podemos comenzar por realizar dicho ritual, pero no salir de la casa. De esta forma, el perro se irá acostumbrando y dejará de asociar ese ritual con la ausencia del dueño.

Asimismo, cuando al llegar a casa tu perro te reciba con una “gran fiestita”, trata de saludarlo con una simple caricia y continúa con el resto de tus cosas (o incluso lo podrías ignorar durante los primeros 5-10 minutos para recién ahí ir a saludarlo). Al no seguirle la corriente con ese recibimiento exagerado, le estamos indicando a nuestra mascota que el irse y volver es algo normal.

New call-to-action

Asegúrate de que el perro se sienta cómodo dentro de la casa

Es importante para no aumentar esa ansiedad que nuestra mascota se sienta a gusto. Una cama adecuada y de la que disfrute, sus juguetes favoritos a disposición, etc., son cosas que harán que esté distraído y “pensando” en otras cosas que no sean “¿cuándo llega mi dueño?”.

Déjalo acompañado con “sonido ambiente”

Algunos perros encuentran tranquilizador el sonido de gente hablando; los hace sentir acompañados. Prueba dejando encendida la televisión o la radio.