Enfermedades dentales en gatos

SALUD Y PROTECCIÓN

20 Jun, 2022

6 minutes

Puede sorprenderte que al igual que con nosotros los humanos, los problemas de dientes y encías son muy comunes entre nuestros amigos felinos. Y al igual que en los seres humanos, pueden causar un daño considerable en la calidad de vida de tu gato si no se mantienen bajo control.

Los problemas bucales son comunes en gatos de todas las edades. Esto generalmente se asocia con la acumulación de placa dental (debido a bacterias en la boca), sarro dental o cálculo (calcificación de placa). Estos problemas pueden conducir a una “enfermedad periodontal”, una condición que afecta a las estructuras que sostienen y mantienen los dientes sanos, como las encías, lo que puede propiciar a la pérdida de dientes.

Gingivitis (del latín “gingiva”, que significa encías, y el sufijo “itis”, que significa la inflamación), es el término dado a la enfermedad de las encías. La gingivitis es la etapa más temprana de la enfermedad periodontal. Generalmente se asocia con una higiene oral deficiente y es causada más comúnmente por una infección bacteriana debido a la bacteria de la placa en los dientes que conlleva a la inflamación de las encías.

Los gatos también pueden contraer gingivoestomatitis, una inflamación más generalizada de los tejidos orales, incluidas las encías, la lengua, las superficies internas de los labios y / o la parte superior de la boca. Este trastorno es relativamente poco común.

Varios factores afectan al desarrollo de la enfermedad, e incluyen los siguientes:

Alineación de los dientes

La alineación correcta de los dientes es importante y el hacinamiento o la desalineación pueden provocar gingivitis o algo peor.

  • Algunas razas de gatos son de nariz y mandíbula corta.  Estas razas incluyen persas, chinchillas, británicos pelo corto y exóticos, por nombrar algunos. Su estructura facial puede significar que puede haber desalineación de sus dientes.
  • Si los gatos retienen sus dientes de leche (dientes deciduos), esto puede conducir a una desalineación de los dientes permanentes.
  • Las lesiones, como una mandíbula rota, pueden provocar una desalineación dental.

Enfermedades infecciosas

  • La infección persistente por calicivirus felino (FCV) puede estar asociada con algunos casos de gingivitis crónica o gingivostomatitis.
  • La infección por el virus de la Inmunodeficiciencia viral félina (FIV) y la infección por el virus de la leucemia viral félina (FeLV) pueden causar inmunosupresión y pueden predisponer a un gato a la enfermedad periodontal y la gingivitis. Pregúntale a tu Médico Veterinario sobre la detección de estas enfermedades en tu gato.

Lesiones de reabsorción felinas (FORL)

La erosión dental o las lesiones de reabsorción felinas, también conocidas como FORL (lesiones odontoclásticas reabsortivas felinas, “lesión neck” o “falsa caries felina”) no son infrecuentes en los gatos. La causa de FORL es desconocida, pero las células que descomponen la sustancia dental, llamadas odontoclastos, se pueden encontrar en estas lesiones. Estas erosiones se forman comúnmente alrededor de la línea de las  encías y pueden estar cubiertas por sarro, pero también se pueden encontrar debajo de la línea de las encías en algunos gatos. Esto significa que estas lesiones constantemente permanecen sin ser detectadas o pueden confundirse con gingivitis si hay enrojecimiento de las encías. Tu Médico Veterinario puede evaluar el alcance del daño tomando radiografías de los dientes de tu gato, bajo anestesia, y proponer un plan de tratamiento.

¿Cómo sé si mi gato tiene una enfermedad dental?

La gingivitis se manifiesta por signos típicos de inflamación como enrojecimiento, dolor e hinchazón. Con frecuencia, se forma una línea de encías enrojecida alrededor de los dientes. No todos los gatos te dejarán mirar en sus bocas, y si no puedes ver dentro de la boca de tu gato, los signos de enfermedades dentales también pueden ser evidentes por el comportamiento. ¿Tu gato sigue comiendo regular? Los gatos con dolor en la boca pueden salivar más, inclinar la cabeza al comer y comenzar a golpear o sorber. En un esfuerzo por deshacerse del dolor, suelen rascarse constantemente la boca con las patas. Si comer se vuelve extremadamente doloroso, los gatos afectados pueden comenzar a rechazar su comida o huir después de tratar de comer. También puede que notes que tu gato sufre de mal aliento. Los gatos a menudo no mostrarán signos clínicos hasta que la enfermedad dental esté avanzada, momento en el cual muchos dientes pueden necesitar ser extraídos.

¿Cómo se trata la enfermedad dental en los gatos?

Tan pronto como notes señales que puedan apuntar a una enfermedad dental, debes hacer que tu gato sea examinado a fondo por un Médico Veterinario. Tu Médico Veterinario puede eliminar el sarro y la placa de los dientes de tu gato por intermedio de
procedimientos odontológicos, que requieren el uso de anestesia. Esto también facilitará observar más de cerca todos los dientes de tu gato, y eliminar cualquier diente flojo. Dado que la mordedura de gato está diseñada para rasgar la carne y no masticar, sin embargo, tu gatito puede vivir bien con algunos dientes faltantes. Dependiendo del grado de inflamación, tu Médico Veterinario también te recomendará un tratamiento de seguimiento con medicamentos. Si tu gato tiene gingivitis o sarro repetidamente, debes considerar el cuidado dental regular.

¿Qué implica el cuidado dental regular de mi gato?

Para un cuidado dental óptimo de tu amigo felino, debes dejar que tu Médico Veterinario lo revise para detectar enfermedades dentales al menos una vez cada 12 meses. Los gatos que han tenido problemas dentales deben ser examinados con más frecuencia. En general, cuanto antes se identifique un problema, más fácil y rápidamente se puede tratar.

Tu juegas un papel importante en mantener la boca de tu gato sana. Es más fácil comenzar con el cepillado de dientes y otros cuidados dentales cuando tu gato es joven: los gatos pueden acostumbrarse a esto. Tu Médico Veterinario también te dará consejos sobre productos para el cuidado dental y dietas especiales que pueden ayudar a prevenir la formación de placa y sarro.

El cuidado dental en el hogar puede ayudar a reducir la acumulación de placa y reducir el riesgo de gingivitis. Sin embargo, el sarro no se puede eliminar cepillando los dientes en casa. Pregúntale a tu Médico Veterinario sobre la descamación dental para limpiar los dientes de tu gato si hay acumulación de sarro.

De la misma manera que deseas proporcionar a tu compañero felino el cuidado que necesita para vivir una vida saludable, prestar atención al cuidado bucal es importante para prevenir enfermedades dentales.


RECOMENDADO

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR